3 factores a tener en cuenta antes de solicitar un préstamo.

En medio de la actual ola de aumentos, los préstamos personales parecen ser un aliado de nuestras finanzas. Ya sea para financiar alguna compra, una deuda o algún gasto imprevisto que no podemos postergar. Por eso, te propongo que repasemos algunos puntos importantes que seguramente te serán de utilidad.

Al momento de solicitar un préstamo personal las entidades financieras te solicitarán que indiques monto, plazo y algunos datos personales, para poder analizar tu perfil crediticio y así ofrecerte o no, un préstamo.

Más allá del motivo por el cual necesites un préstamo, es sumamente importante que analices los requisitos y los términos y condiciones de la entidad financiera como también que conozcas tu perfil.

Solicitar un préstamo es una alternativa cuando realmente responda a solucionar una necesidad. Lo ideal es que seamos ordenados con nuestras finanzas y que destinemos mes a mes un porcentaje de nuestros ingresos para un fondo de emergencias. Claro que ante una necesidad de primer grado como puede ser la reparación de un caño o artefacto del hogar o bien para cambiar un repuesto del auto que usamos a diario para trabajar, nos sentimos angustiados y buscamos una solución rápida porque cada día que pasa el problema se incrementa.

Algunos aspectos importantes que debemos repasar antes de solicitar un préstamo:
  1. Monto y plazo. Una vez identificada nuestra necesidad y el monto que queremos solicitar, debemos analizar qué porcentaje de nuestro ingreso realmente podemos destinar al pago de una cuota mensual para la devolución del préstamo, sabiendo que esta implica una obligación a largo plazo. Por lo cual, el plazo del préstamo debiera ser lo suficientemente largo para que podamos cumplir con tranquilidad nuestra obligación de pago cuota a cuota. No solo es importante analizar nuestra situación actual, sino que debemos estimar o proyectar cómo serán nuestras finanzas en los próximos meses. A tener en cuenta, si no tenés un ingreso fijo lo mejor es que analices los ingresos de los últimos meses para poder sacar un promedio y en función a este puedas hacer la proyección. Otro punto importante es que tomes nota y listes tus obligaciones de pago contraídas al momento para así tener un panorama claro de qué monto podés asignar a la cuota de pago de tu préstamo.
  2. Ojo con las cuotas que ofrecen las tarjetas de crédito. Los planes promocionados de compras en cuotas son sumamente atractivos para muchos de nosotros porque pareciera que favorecen el pago de nuestra compra, pero atención: las cuotas de muchas compras se acumulan y conforman una obligación de pago que nos puede sorprender. Entonces, tené cuidado y llevá un control detallado de tus gastos para no establecer un valor de cuota engañoso. Un dato para compartir: en tu celular podrás encontrar varias aplicaciones gratuitas y amigables para que tomes registro de tus gastos.
  3. Claridad y transparencia: Todas las condiciones del préstamo tienen que estar en el contrato. Revisalo detenidamente. Es muy importante que comprendas cada cláusula. De caso contrario, no te avergüences, informate y preguntá lo que no entiendas o tengas dudas. Un préstamo es una obligación de pago que debés cumplir y respetar.
Repasemos: Es importante que llevemos un detallado control de nuestras finanzas para poder definir con claridad nuestro compromiso de pago mensual. El índice de tu perfil crediticio mejorará si cumplís con las obligaciones contraídas.

Mango te permite acceder a un préstamo personal online de calidad, diseñado para que crezcas y no para que te endeudes. Te ayuda a construir tu futuro financiero, te permite construir tu nueva historia crediticia  para que puedas ser parte del sistema y acceder a mejores condiciones.

Mango es el préstamo personal que confía en vos!

Mango, es una marca desarrollada por Wenance

Compartí este post con tus amigos