Cómo cuidar tu bolsillo con las compras online.

Las compras online nos permiten elegir cuándo, cómo y desde dónde queremos comprar lo que necesitamos.

Entre el trabajo, las tareas de la casa y compromisos familiares a quien no le pasó de decir: ¡No tengo nada en la heladera!

Como me pasó…Te quiero compartir mi experiencia con simples sugerencias.

Gracias a los supermercados online, comprar desde el living de casa y ahorrar es posible. Los avances de la tecnología nos facilitan la vida y esta es una de tantas pruebas.

Ya no pierdo tiempo comparando precios frente a una góndola, ahora lo hago desde el celular. Además, podés ver la foto y descripción de cada producto para facilitar tu elección.

Es super simple. Ingresando a la página de tu supermercado preferido, deberás registrarte para así tener una cuenta personal. Es importante que te fijes los medios de pago y si realizan envíos hasta tu zona.

La mayoría de los supermercados conocidos ofrecen programas de beneficios para captar y retener a sus clientes. Por lo que te sugiero que te asesores para registrate y obtener los descuentos y beneficios en tu compra.

Además, la mayoría tiene acuerdos con tarjetas de crédito, bancos y alianzas. Consultá siempre las promociones para elegir la que más te convenga.

Algunas sugerencias y ventajas:

  1. Realizá una lista ordenada. Es clave para no distraernos comprando promociones que no necesitamos.
  2. Listá categorías: Cocina/Almacén, Cocina/congelados, Limpieza/Ropa, etc.
  3. Revisá tus alacenas para no comprar algo que tengas en stock y no recuerdes.
  4. Estimá cantidades realmente necesarias según experiencia de consumo y rendimiento.
  5. Listá los gustos en forma discriminada, de esta manera si debés recortar gastos será fácil eliminar alguno o varios de estos ítems. Por ejemplo: Snacks y gaseosas sabemos que no son necesarios para una buena alimentación.
  6. Ojo con los niños. Para aquellos que somos padres, sabemos que es difícil decirles que no a algunos pequeños gustos. Pero si los moderamos, y hacemos de un postre un gusto, es posible.
  7. Sin carrito ni bolsas: No es menor. Al no tener la necesidad de llevar un carrito no tenés la necesidad de llenarlo. ¡Tampoco tenés que llevar bolsas para traer tus compras, y menos calcular que te entre todo!
  8. Marcas. Atrevete a probar marcas económicas. ¿Sabías que en varios casos son propias del supermercado o bien pertenecen a la misma empresa de la marca de primera línea, pero en este caso no tiene publicidad o un envase tan atractivo?
  9. ¡Ojo con las promos! Criterio, ante todo. Si hay 2×1 en arroz, posiblemente comas arroz más seguido. Pero si es en escobas, no creo que barras más seguido solo por haberlas comprado. No es ahorrar comprar algo que no necesitamos, pero las promociones son atractivas y las ofertas a veces nos hacen comprar de manera impulsiva.

Repasemos: Debemos contemplar las promociones y beneficios que muchos supermercados ofrecen por tener alianzas con tarjetas de crédito y/o bancos, como también otros factores que influyen en la compra como: En la web del supermercado buscamos sólo lo que tenemos en la lista sin tentarnos con otros productos. Se reducen los costos de traslado o de envío en caso de que se trate de una compra grande. Además de la comodidad de hacer las compras desde el celular, siendo este un ahorro significativo de tu tiempo.

Mango te permite acceder a un préstamo de calidad, diseñado para que crezcas y no para que te endeudes. Te ayuda a construir tu futuro financiero, te permite construir tu nueva historia crediticia  para que puedas ser parte del sistema y acceder a mejores condiciones.

Mango es el préstamo personal que confía en vos!

Mango, es una marca desarrollada por Wenance

Compartí este post con tus amigos